Incontinencia urinaria en hombres: causas y soluciones de uso externo

¿Qué significa?

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga o la incapacidad de controlar la micción (orinar). Es una afección común. Puede variar desde un problema menor hasta algo que afecta en gran medida su vida diaria. En cualquier caso, puede mejorar con un tratamiento adecuado.

Algunas de las causas de la incontinencia urinaria masculina pueden ser:

  • Pérdida del control de los músculos del piso pélvico, principalmente en los adultos mayores
  • Hiperplasia benigna de la próstata
  • Alteraciones cerebrales o enfermedades mentales, como ocurre en personas con Parkinson, que sufrieron de un ACV o poseen un tumor cerebral
  • Infecciones del tracto urinario o la presencia de un tumor en la vejiga
  • Problemas en la inervación de la vejiga

Nota interesante:

Es frecuente que el hombre presente incontinencia urinaria después de una cirugía de próstata, conocida como prostatectomía, porque durante la intervención pueden ser lesionados los músculos que intervienen en el control de la orina. Otro factor puede ser el uso de algunos tipos de medicamentos para controlar la presión arterial, sedantes o relajantes musculares también pueden favorecer la pérdida de orina por disminuir el tono muscular pélvico.

Tratamientos que se utilizan

para la incontinencia urinaria

El tratamiento depende del tipo y la causa de su incontinencia urinaria. Es posible que necesite una combinación de tratamientos. Al principio, su proveedor puede sugerir tratamientos de cuidado personal, incluyendo:

  • Cambios en el estilo de vida para reducir las fugas:
    • Beber una cantidad adecuada de líquido en el momento adecuado
    • Estar físicamente activo
    • Mantener un peso saludable
    • Evitar el estreñimiento
    • No fumar
  • Entrenamiento de la vejiga
  • Hacer ejercicios para fortalecer los músculos del piso pélvico

Si estos tratamientos no funcionan, su médico puede sugerir otras opciones, como:

  • Medicamentos, que ayudarán a:
    • Relajar los músculos de la vejiga para ayudar a prevenir espasmos.
    • Bloquear las señales nerviosas que causan frecuencia y urgencia urinaria.
    • En los hombres, encoger la próstata y mejorar el flujo de orina.
  • Dispositivos médicos, incluyendo:
    • Un catéter, que es un tubo para sacar la orina del cuerpo. Puede usar uno varias veces al día o todo el tiempo. Te recomendamos este dispositivo
  • Aumentadores de volumen
    • Se inyectan en el cuello de la vejiga y los tejidos de la uretra para engrosarlos. Esto ayuda a cerrar la abertura de la vejiga para que tenga menos fugas.
  • Cirugía para mantener la vejiga en su posición normal.
    • Esto se puede hacer con un cabestrillo que se fija al hueso púbico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *